Lámpara de pared Riga, 56 cm, níquel

252.90 EUR
Compacta lámpara de pared Riga de vidrio A primera vista, la lámpara de pared Riga parece bastante discreta y caso no se diría que es una lámpara. Este efecto resulta muy útil, ya que se integra en la habitación como un objeto decorativo. Tiene un ancho de 56 cm y una altura de 7 cm. Con una proyección de 9 cm, está lo suficientemente unida a la pared para que la luz se distribuya de manera uniforme y agradable. Esto se logra mediante una iluminación enfocada e indirecta hacia la pared. Dado que no está limitada por la parte superior ni por la inferior, la luz puede dispersarse a lo largo de la pared e inundar el espacio de una manera única. Funciona con una potente bombilla de 120 W para casquillo R7s, que cumple los principios del código IP20. La superficie de vidrio satinado ofrece un hermoso aspecto y es al mismo tiempo funcional, ya que difunde una luz de alta calidad. Este modelo diseñado por Paolo Zani se halla disponible en tres versiones: con un armazón de acero inoxidable especialmente pulido, con un soporte de metal cepillado y niquelado o con un acabado de pintura blanca. Esta última es antideslumbrante y resistente a los arañazos, lo que la hace muy duradera. Grado de eficiencia energética:A++