Lámpara de sobremesa Wagenfeld con base de cristal

418.90 EUR
Lámpara de sobremesa Wagenfeld de alta calidad con soporte de metal niquelado Esta lámpara de sobremesa no solo es una fuente de luz con un diseño y acabado de alta calidad, sino que también es portadora de un trozo de historia. La lámpara de sobremesa se ha fabricado siguiendo las especificaciones del artista de la Bauhaus Wilhelm Wagenfeld, quien la diseñó en 1924. El uso del cristal y el metal muestra desde los inicios de su carrera la característica principal de sus trabajos. La empresa de iluminación Tecnolumen es la única que tiene licencia para fabricar estas reproducciones. Dado que circulan falsificaciones, merece la pena echar un vistazo más de cerca a esta lámpara: La lámpara se puede identificar como original mediante varios rasgos distintivos. Tiene una pantalla de vidrio opalino soplado a boca, un casquillo de cristal con un diámetro de 15,2 centímetros y un soporte de metal niquelado. Se enciende con un tirador negro en cuyo extremo hay una esfera niquelada. Se fabrica exactamente como Wilhelm Wagenfeld la ha concebido, empleando el manguito como indican las especificaciones de su creador. También es típico de la lámpara Wagenfeld la línea de alimentación, cuyo cable está recubierto con una tela negra. Estas características especiales certifican la autenticidad del modelo. Además, todas las lámparas tienen en la base un número correlativo y un sello del fabricante Tecnolumen, lo que confirma adicionalmente su calidad. Esta lámpara se puede utilizar tanto con bombillas LED como con bombillas de bajo consumo. Indicación: Se recomienda que a la hora de elegir la bombilla se eviten las de ampolla clara porque pueden producir sombras en la pantalla de vidrio. Si es necesario, las pantallas de repuesto se pueden conseguir bajo la ref. 9030005. Trasfondo: Así se creó el original La escuela de arte de Weimar, la Staatliches Bauhaus de Walter Gropius, se fundó en 1919. Fue un lugar que combinaba el trabajo artesanal y el arte y donde la misión principal era la construcción funcional. En la actualidad, muchas obras de la Bauhaus se encuentran entre los clásicos del arte moderno. En 1924, el joven artesano de 24 años Wilhelm Wagenfeld, recién ingresado en la Bauhaus, concibió la famosa lámpara de sobremesa Wagenfeld. Su profesor fue László Moholy-Nagy, quien solicitó un ejercicio de construcción a los estudiantes. Con este trabajo comenzó Wilhelm Wagenfeld su carrera. y más tarde se convirtió en jefe e instructor de diferentes talleres de vidrio y metal, así como profesor de la Hochschule für Bildende Künste («Escuela Superior de Artes Plásticas») en Berlín. Tecnolumen: la Bauhaus como cuestión emocional El estilo de la Bauhaus es para la empresa alemana Tecnolumen más que una corriente artística. El fabricante se ha impuesto la tarea de reeditar las obras de los creadores famosos de la Bauhaus. En 1979 comenzó la historia de Tecnolumen con la reedición de la famosa lámpara Wagenfeld. Siguieron varias lámparas y también la famosa tetera de Marianne Brandt, las lámparas del estilo Art Decó y los modelos influenciados por la asociación de artistas De Stijl. Además, algunos artistas contemporáneos diseñan lámparas para Tecnolumen; entre ellos el propio fundador de la empresa Walter Schnepel y diseñadores como Nico Heilmann. Grado de eficiencia energética:A++